Pedir Cita y Consultar Pruebas e Informes

"Debemos regalar tiempo a las personas, proporcionar la mejor atención y ofrecer los mejores resultados asistenciales"

Notas de prensa | 29 de Diciembre de 2016
Sergio García, Foto El Mundo

Fuente: El Mundo (una entrevista de Vicente Useros, fotografía de Biel Aliño)


¿Cómo justifica la creación de un nuevo hospital privado en la ciudad de Valencia?

El proyecto de IMED Valencia se concibió hace unos diez años y durante este tiempo se ha ido conformando adaptándose a las necesidades que estimamos no se cubren ni histórica ni actualmente, como son ofrecer un hospital con profesionales propios organizados para dar cobertura a cada persona, a cada paciente y su entorno sociofamiliar, la mejor gestión posible de su proceso, dentro de un único centro sanitario, disponiendo de un equipo humano que otorgue su mejor conocimiento y experiencia, una tecnología avanzada y contrastada y un ambiente realmente agradable.

En esta zona existen varios hospitales públicos y privados. El 9 d'Octubre, IVO, Manises, Hospital General y Arnau de Vilanova. ¿No son muchos?

No sobra ningún hospital ni público ni privado cada uno tiene su papel para ofrecer asistencia. Cada uno de ellos cumple una función, tiene su hueco, como centros establecidos, tanto en la sanidad pública como en la privada. Pero en nuestro caso, venimos a cubrir ese hueco de la atención hospitalaria privada que funciona realmente bien en las demás grandes ciudades españolas, como es un modelo de hospital jerarquizado, siguiendo un organigrama de forma más similar a un hospital público.

La creación de este hospital, ¿se debe a que la sanidad pública no funciona como debería? Retrasos en las atenciones, listas de espera quirúrgicas...

La sanidad pública desde luego no es nuestro objetivo, debemos colaborar y cooperar con ella cuando se nos requiera, estando siempre disponibles. No en vano, formamos todos, parte del Sistema Nacional de Salud. Es cierto que cuando una persona acude a la sanidad privada puede buscar determinado profesional de prestigio, un tiempo de atención más corto, más personalizado, mejor hostelería, pero también la sanidad pública se ha puesto 'las pilas' en este sentido en los últimos años, y desde luego dispone de profesionales mujeres y hombres de gran relevancia.

Usted ha trabajado en la sanidad privada y ha sido gerente de un hospital público (Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent). ¿Dónde se siente más cómodo?

Excelente pregunta... (sonríe y medita unos segundos). Durante un largo tiempo intenté conocer directamente y como directivo, la sanidad pública. Durante mi periplo de prácticamente cuatro años he tenido una maravillosa oportunidad de conocer personas, experiencias, prácticas... que me han sorprendido gratamente... no voy a hablar de las comarcas en las que he trabajado, también espléndidas así como sus personas... Pero son dos mundos profesionales distintos aunque sí tengo que hacer una referencia, o mejor dicho, plantear una posibilidad de mejora. Hablaría de la agilidad de la gestión en la sanidad privada y el largo tiempo que cuesta en la pública para implicarte o implantar un proyecto que incluso esté consensuado... puedes pasarte incluso años para mejorar la atención de un servicio determinado y esto es un factor que como siempre digo afecta a los pacientes. En la sanidad privada desarrollar cualquier proyecto es más ágil, no diré que más rápido y si no se puede hacer, sencillamente, no se efectúa.

¿Cree que los hospitales privados de Valencia gozan de buena salud?

El histórico de la sanidad privada en Valencia ha estado centrado en las últimas décadas por una única organización. Se han planteado crecimientos, expansiones, nuevos edificios, pero la realidad es que no se ha producido una evolución en este sentido. Ahora y ante la apertura de un nuevo centro hospitalario en Valencia, hecho que no se ha producido desde 1993, las empresas se han percatado de la necesidad de hacer cosas y se han puesto manos a la obra para mejorar sus instalaciones. Si lo pensamos en el fondo es bueno, porque todo ello redunda en mejores prestaciones para los pacientes. Por ello la llegada de Imed lo que hace es mejorar la salud de todos los hospitales privados. Y por supuesto estamos abiertos a posibilidades de colaboración y cooperación con ellos.

¿Qué diferencias presenta el centro IMED respecto a otros?

Insistimos en la gestión integral de la mejora de la salud de cada persona, de cada paciente, en un único centro hospitalario, con profesionales propios e integrados en servicios médicos y quirúrgicos que cuentan con medios diagnósticos y terapéuticos de última generación. Se trata de un hospital que cuida al paciente desde su nivel profesional enfermero, que quiere mostrar el mejor cuidado y trato, con circuitos de atención donde las personas fluyan en su devenir hospitalario y que dentro de las patologías que puedan presentar, que tengan experiencias realmente gratas, que puedan generar el mejor nivel de felicidad posible.

¿Pretende ser un hospital con atenciones efectivas pero rápidas? ¿Con mucha cirugía mayor?

Así es, debemos regalar tiempo a las personas, que estén en el hospital el tiempo necesario pero de forma efectiva para proporcionar la mejor atención y los mejores resultados asistenciales. Cuando sea posible una atención ambulatoria, así se ofrecerá y se pactará con cada paciente. Por ejemplo, el bloque quirúrgico dispone de una unidad de despertar postquirúrgico con catorce puestos, para favorecer esa recuperación y esas salidas del hospital en cuanto correspondan clínicamente. O, por ejemplo, en la planta monográfica de atención ambulatoria para traumatología, las consultas disponen de un equipo de radiología por lo que cada persona es atendida en la misma área, prácticamente para todo, consultas médicas, enfermería, radiodiagnóstico de control evolutivo,... sin tener que desplazarse a otras áreas del hospital y favoreciendo así los tiempos de atención.

¿Cómo se presenta el hospital en cuanto a las características clínicas y tecnología de diagnóstico?

Disponemos de un bloque quirúrgico con 15 quirófanos, la unidad de despertar comentada, así como un área obstétrica con salas de dilatación y dos salas de parto. En cuanto a los equipos de diagnóstico y tratamiento por la imagen, se han instalado actualmente dos resonancias de 3 y 1,5 Teslas así como un TAC de 128 cortes, con rapidez de acción para evitar los niveles de radiación, así como una gammacámara en medicina nuclear y una unidad de radioterapia, que por sus plazos administrativos se abrirá en abril.

¿Cuánto empleo va a generar?

Hemos planteado un equipo de profesionales, de talentos, que puede alcanzar las 400 personas, entre médicos, enfermería, fisioterapia y podología y profesionales auxiliares así como otros de servicios administrativos, cocina, limpieza, etc. Colaboramos especialmente con el Ayuntamiento de Burjassot para favorecer el empleo local así como con el de Valencia, a través de sus agencias de empleo, para conseguir mejorar las economías locales.

Un hospital ¿universitario?

Es un objetivo central. El hecho de ser docentes, investigadores e innovadores es muy destacado, como reconocimiento de los profesionales, en nuestro caso, en Ciencias de la Salud/ y para que la ciudadanía nos reconozca también. No se trata de tener un hospital que produzca o que «facture», debemos saber devolver a la sociedad, al tejido empresarial valenciano, castellonense, alicantino, lo mejor de nosotros y ser también, generadores de riqueza social. Y la base empieza por ser un hospital universitario.

¿Va a ofrecer prácticas a los alumnos de las universidades de ciencias de la salud?

Sí, de hecho ya hay una excelente colaboración desde 2011 con el CEU en Elx, que se va a mantener en Valencia, especialmente enfocados hacia Medicina y Enfermería. El modelo de hospital jerarquizado tiene mejores expectativas para ello dentro de la sanidad privada y nuestras instalaciones por ello pueden ser un referente docente.

¿Cuáles son sus aspiraciones futuras para el centro médico?

Las resumiría de esta forma, partiendo de una atención sanitaria, integral, predictiva, preventiva, personalizada, participativa de forma conjunta con cada persona, con cada paciente y su entorno familiar, ser el referente hospitalario, privado pero también público, para Valencia y su área de influencia. El reto es considerable, pero no imposible: ser un lugar donde todos pensemos para ser cuidados y curados, que sepa responder de la forma más adecuada posible pero que también sea siempre humilde para reconocer sus posibilidades de mejora con la aportación de cada paciente y de sus profesionales.

 

  • Sergio García, Foto El Mundo