Confinamiento y niños. ¿Qué debo hacer?

Un artículo de la Dra. Dra. Beatriz Castro Ortiz

Unidad de Pediatría de IMED Valencia

Dra. Beatriz Castro

Actualmente, nos encontramos en estado de alarma por el COVID-19, lo cual nos obliga a permanecer en casa con nuestros hijos. Son muchos los padres que nos piden consejos para poder afrontar esta situación de la mejor forma posible, por eso hoy vamos a daros algunas ideas basadas en las recomendaciones de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria acerca del confinamiento con niños.

Alimentación:

La comida es la gasolina de nuestro cuerpo, debemos intentar seguir una dieta equilibrada y adecuada al descenso de actividad física a causa del confinamiento.

Debemos extremar las medidas de higiene, por ejemplo, es aconsejable que cada miembro de la familia tenga su botella de agua etiquetada, no compartir la botella ni el vaso. En caso de que se reutilice la botella debe lavarse con agua y jabón.

También es muy importante que durante el proceso de elaboración de los platos nos lavemos las manos varias veces. Sabemos que es difícil conseguir que los niños coman ciertos alimentos imprescindibles como las verduras, para que los platos sean apetecibles podemos jugar con las formas y colores creando dibujos. ¡Sed creativos!

Os aconsejo que elaboréis menús semanales que incluyan 5 comidas cada día, con la colaboración de vuestros hijos. En función del menú que hayáis decidido redactad la lista de la compra, así evitaréis realizar compras compulsivas o que os falten ingredientes.

A vuestros hijos, podéis hacerles partícipes pidiéndoles que cada día hagan un cartel con el menú del día o incluso que dibujen los platos. También pueden colaborar según la edad que tengan cocinando (siempre y cuando no tengan síntomas tales como tos o mucosidad), o con otras tareas relacionadas tales como poner y quitar la mesa.

Debemos intentar crear un ambiente distendido a la hora de las comidas, que se convierta en un momento familiar que sirva para estrechar lazos, para ello; debe evitarse comer con la televisión u otros dispositivos con pantalla encendidos.

Actividad física:

Hay que evitar el sedentarismo, podemos hacer, por ejemplo, que los niños colaboren en las tareas de la casa. También es recomendable crear un espacio de juegos para hacer actividades que impliquen movimiento tales como bailar su canción favorita o saltar obstáculos. En el caso de los más mayores, podemos hacer los ejercicios que les han recomendado sus profesores de educación física. Ya sabéis que los niños aprenden de lo que ven, así que es un buen momento para ser su ejemplo y crear unas rutinas de ejercicio diarias a realizar entre toda la familia.

Como recomendación, podéis probar el yoga, es un deporte que pueden practicar pequeños y mayores y actualmente existen disponibles múltiples tutoriales que os pueden servir.

Por otro lado, hay que controlar el tiempo que dedican a las consolas y otros dispositivos como tablets (no recomendables más de 2 horas). En el caso de los adolescentes hay que intentar ser un poco flexibles ya que igual que nos ocurre a nosotros es su forma de comunicarse con el exterior.

Higiene:

El hecho de que no vayamos a salir de casa no implica que debamos dejar de lado la higiene. Hay que intentar acostarse y levantarse entre semana a la hora que estábamos acostumbrados.

Todos los días hay que ducharse y vestirse. Cuidar nuestra imagen durante el confinamiento nos ayudará a mantener la actitud positiva. Además, hay que cumplir con las normas de higiene recomendadas por el Ministerio de Sanidad.

Yoga con niños

Ocio:

El aislamiento nos brinda la oportunidad de poder estar con nuestra familia, aprovechemos para hacer todas esas actividades que nunca hacemos por falta de tiempo.

Al igual que hay que dedicar un tiempo a realizar las tareas escolares, también debemos dedicar un tiempo para el ocio, y lo mejor es que lo hagamos de manera organizada, para ello, podemos pedirles que hagan una lista de actividades que les gustaría hacer durante el confinamiento como por ejemplo: leer un libro, hacer un puzzle, ver una película… Y nosotros somos los encargados de ir distribuyendo cuándo se va a realizar cada actividad. Es un buen momento para realizar manualidades en familia, por ejemplo, podemos hacer un cartel y colgarlo en nuestro balcón o ventana transmitiendo ánimo, eso les hará sentir que ellos también están colaborando en esta lucha. También podemos hacer retos para sus amigos (como dar 10 toques seguidos al balón), grabarlos en vídeo, enviarlos y que luego ellos respondan, esto nos sirve para mantenerlos activos y además les ayuda a estar conectados con esas personas a las que echan de menos.

Puede ser positivo que también hagamos una lista de las cosas que vamos a hacer cuando finalice el aislamiento.

Jugar con niños en el confinamiento

Salud Mental:

Esta crisis puede provocar en los niños, al igual que en nosotros, sentimientos negativos como miedo, ansiedad, tristeza…, ¿qué podemos hacer para ayudarles?

  • Lo primero: filtrar la información, debemos transmitírsela de forma veraz y adaptada a su edad, evitando los bulos y ser catastrofistas.
  • Hay que explicarles el motivo del aislamiento con un enfoque positivo: nos quedamos en casa para proteger a los más vulnerables.
  • Insistid en que es una situación temporal.
  • Debemos ayudarles a expresar sus emociones, podemos ofrecerles que lo hagan a través de un dibujo o una canción, por ejemplo.
  • Es recomendable que mantengan la comunicación con sus seres queridos a través de llamadas, e- mails o videollamadas.

Para concluir, decir que estos son momentos difíciles para todos en los que hay que tener paciencia y ser tolerantes.

Debemos estar preparados para lidiar con situaciones como enfados o rabietas y para ello lo más importante es que nosotros tengamos mentalidad positiva y transmitamos calma.

Esperamos que os hayan servido estos consejos, recordad que todos los profesionales del equipo de Pediatría de IMED seguimos trabajando para atenderos en lo que necesitéis.


También te puede interesar