Pedir Cita y Consultar Pruebas e Informes

963 00 30 01

La Cirugía Robótica se convierte en una seria alternativa

Notas de prensa | 24 de Septiembre de 2018
  • IMED Valencia cuenta con el sistema robótico más avanzado, da Vinci Xi.
  • Cada vez más aseguradoras cubren parcial o totalmente la mayoría de tratamientos que se pueden realizar con el sistema robótico da Vinci Xi.

El Dr. Antonio Alberola, Jefe de Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital IMED Valencia, así como coordinador y responsable de la Cirugía Robótica con da Vinci Xi, nos da las claves para entender en qué consiste la cirugía robótica y cuáles son sus ventajas respecto a anteriores técnicas quirúrgicas, en una reciente entrevista realizada por Sandra Gallarte en Gestiona Radio.

El sistema robótico da Vinci es, a día de hoy, la única tecnología disponible para acceder a una cirugía robótica real.

Por cirugía robótica da Vinci se entiende la última evolución de la cirugía mínimamente invasiva, posterior a la laparoscopia, en la que el cirujano no opera con sus manos, sino manipulando un robot a distancia, permaneciendo sentado en una consola instalada dentro del quirófano. El sistema computarizado transforma el movimiento de las manos en impulsos que son canalizados a los brazos robóticos.

En palabras del Dr. Antonio Alberola Soler,  “La cirugía robótica es una evolución de la cirugía laparoscópica. En este caso, al realizar la cirugía a través de un sistema robótico ganamos en seguridad y precisión, tanto el paciente como el cirujano, obteniendo mejores resultados postoperatorios y un tiempo de recuperación del paciente inferior”.

Pero realmente, ¿es el robot quien opera? Evidentemente no, y es el Dr. Alberola quien comenta al respecto que “el que opera es un cirujano experto debidamente entrenado, y lo único que hace el robot es transmitir los movimientos del cirujano. El robot no opera solo”. Y continua diciendo “hacerlo a través del sistema robótico da Vinci supone minimizar al máximo los errores. Evitamos el temblor fisiológico que todo ser humano tiene, incluidos los cirujanos más expertos, pudiendo realizar movimientos milimétricos con total precisión”.

El sistema robótico da Vinci Xi está compuesto por una consola quirúrgica, el carro del paciente y la torre de visión. La consola ejerce de centro de control. A través de la consola el cirujano controla la fibra óptica y los instrumentos mediante dos manipuladores y pedales.

El carro del paciente es el componente operativo del sistema da Vinci y se compone de cuatro brazos móviles e intercambiables, destinados a soportar la fibra óptica, y de instrumentos de 5 mm hasta un máximo de 8 mm.

Por su parte, la torre de visión contiene la unidad central de elaboración de la imagen.

“El cirujano opera en una consola que le aporta una visión binocular en 3 dimensiones y con un aumento de hasta 10x, es como si estuvieras dentro del paciente”, nos dice el Dr. Alberola. “En cirugía robótica las pinzas son articuladas, no rectas como en la cirugía laparoscópica, articulando los mismos movimientos que la mano del cirujano, e incluso superiores, lo que aporta una mayor maniobrabilidad permitiéndonos llegar a sitios de más difícil acceso y realizar suturas más complejas”.

Procedimientos indicados con da Vinci Xi

Para el Dr. Alberola “a día de hoy el sistema robótico da Vinci Xi está especialmente indicado en patologías de la especialidad de urología, ginecología y cirugía general y digestiva”.

Los datos son que en Europa la urología es la especialidad que guía la difusión de la cirugía robótica da Vinci con más de 60.000 procedimientos en el 2015 y más de 200.000 en todo el mundo en 2016, debido a que una de las ventajas fundamentales de la prostatectomía radical robótica es la recuperación precoz de la continencia urinaria y de la función eréctil postoperatoria frente a las otras técnicas.

Respecto a la Cirugía General robótica, en el mundo se efectuaron unos 180.000 procedimientos en 2016, que supuso un crecimiento del 20% respecto al año anterior. Son numerosas las evidencias científicas  que avalan la cirugía robótica da Vinci en relación a importantes parámetros como la radicalidad oncológica, recuperación funcional, reducción de las complicaciones y reducción de la estancia en el hospital.

En ginecología, los procedimientos realizados con cirugía robótica crecen a una media del 15%, efectuándose más de 250.000 cirugías en 2016.

“Está especialmente indicado para el cáncer de próstata, porque además de la precisión que aporta el robot en los márgenes oncológicos, da mayor seguridad en toda la cirugía que conlleva un riesgo de crear un posible problema funcional, como quedar impotente o incontinente”, según el Dr. Alberola.

Por otra parte, “en cirugía digestiva cada vez se está usando más, sobre todo en el cáncer de recto, ya que en el tramo final del colón, hacia el ano, se tienen los mismos riesgos que en la operación de próstata. Puede existir una lesión nerviosa y que el paciente se quede impotente o incontinente”.

El Cáncer Colorrectal es  a día de hoy el tumor maligno más frecuente en España, IMED Valencia dispone de tecnología exclusiva, como es el sistema robótico da Vinci Xi, para abordar la cirugía necesaria en estas patologías. En este sentido, el Dr. Alberola señala que: “El uso de la cirugía robótica con el Da Vinci Xi nos permite realizar intervenciones quirúrgicas del cáncer de colon y recto consiguiendo unos mejores resultados tanto a nivel oncológico como a nivel funcional”. Y añadía, “el uso de esta tecnología  permite a los cirujanos una mayor maniobrabilidad y precisión, a la vez que aporta garantías en los resultados finales, como la reducción de los problemas de incontinencia, o la preservación de la potencia sexual”.

Por último, “en ginecología se está aplicando muchísimo en el cáncer de endometrio, en el cérvix, precisamente porque permite ser más radical en la extirpación del cáncer preservando las funcionalidades”, indicaba el doctor.

Además, según el Dr. Antonio Alberola, “cualquier cirugía que estamos realizando por laparoscopia, que son la gran mayoría, se puede realizar con cirugía robótica, y cuanto más compleja es la cirugía más indicado está el robot”.

Nuevas aplicaciones de la cirugía robótica

Además de los procedimientos principales indicados en las especialidades de urología, ginecología y aparato digestivo, en los cuales está altamente demostrado la eficacia de la cirugía robótica con respecto a otras cirugías, se están incorporando nuevas especialidades en las que también se demuestra la eficacia de la cirugía robótica, especialmente de otorrinolaringología y cardiología.

Como comenta el Dr. Alberola, “a día de hoy se está utilizando el da Vinci, y con éxito, en otorrinolaringología, fundamentalmente para casos complejos de tumores de base de lengua o de hipofaringe que necesita una cirugía muy funcional y milimétrica. También apneas, todavía anecdótico, pero no sabemos hasta dónde puede llegar… En cirugía cardiaca, donde se están haciendo ya recambios valvulares con el robot, aunque está todo en proceso”.

Cirugía robótica y postoperatorio

No menos importante para el paciente es su recuperación. Según los estudios realizados, la cirugía robótica reduce el tiempo de hospitalización y permite una vuelta más rápida a las actividades normales, además de producir en el paciente menor dolor postoperatorio.

En este sentido, el Dr. Alberola nos indicaba que “la recuperación del paciente es similar a la de la cirugía laparoscópica, pero mejorada, ya que el robot evita los movimientos involuntarios que producen lesiones y traumas, reduciendo el riesgo de sangrado en la intervención y el dolor durante el proceso de  recuperación y, por consiguiente, la hospitalización es menor y  el alta se produce antes”.

A su vez, las aseguradoras se están dando cuenta de que existe una evidencia científica de que la cirugía robótica es buena para los pacientes y, por la tanto, interesante para ofrecer dentro de su cartera de coberturas y servicios, por lo que cada vez más compañías la están incluyendo en las coberturas de sus pólizas.

La cirugía robótica crece exponencialmente cada año y, ahora, con su inclusión en la cartera de coberturas de las compañías aseguradoras, se prevé un aumento considerable de cirugías robóticas de próstata, de colón y cérvix, así como de nuevas técnicas de la cirugía robótica aplicadas a diferentes patologías.

  • Dr. Antonio Alberola
  • Alberola + consola da Vinci
  • Dr. Alberola en quirófano